La felicidad es fruto de actos tangibles de amor, asumidos con libertad y responsabilidad (Parte 1)